White Ice, recordando esta espectacular estrella de portada

vocho 2003

Fue en la portada 290 de la revista Vochomanía cuando apareció por segunda ocasión este vocho 2003, uno de los Escarabajos más famosos y reconocidos del sureste mexicano, el cual, por aquel entonces, pertenecía al buen amigo Roussell Aguilar Aguilar.

Seguramente, los verdaderos seguidores de Vochomanía caerán en la cuenta que este Vocho 2003 ya había aparecido por primera vez en la portada de la revista por ahí de la edición 250.

Por supuesto que, entre una aparición y otra, el vocho 2003 de Roussell cambió mucho, por ejemplo, el patrón de pintura del exterior y el tren de rodaje. Cabe destacar que por aquellos lejanos tiempos, el buen Roussell, militaba en las filas del Club Volk’s Valladolid.

como restaurar un volkswagen clásico

Entre una porrada y otra cambiaron los rines del vocho 2003

Como muchos vocheros, Roussell inició esta “retransformación” sustituyendo la mayor parte de la pintura que cubre la carrocería. Por ejemplo, la parte baja ahora es negra y la zona media gris, ambos tonos están divididos por una línea roja; mientras que lo de arriba sigue siendo de color blanco (White Ice). También, aprovechó para cambiar los rines Katana de 19” por unos de una pulgada más grandes de la firma DAAT, los cuales se calzaron con unas llantas Nankang dimensiones 225/30 R20.

como restaurar un volkswagen clásico

En los costados destacan los estribos Billet y los espejos originales, mientras que las ventanas traseras son abatibles. En la parte posterior, podemos observar que Roussell optó por unas calaveras a base de LED’s que se acompañan con unas rodilleras Empi cromadas, mismo terminado que tiene la defensa, rejillas de ventilación del motor, manijas y los biseles de las unidades principales; estas últimas están equipadas con faros con lupa. Si la memoria no nos falla, el quemacocos con el que salió publicado la primera vez era manual, así que Roussell decidió sustituirlo por uno eléctrico.

como restaurar un volkswagen clásico

¿Y el motor?

Como recordarán, Roussell eliminó el sistema fuel injection del motor 1600 y lo sustituyó por unos Webers laterales 44, y agregó unos pistones de 1.8 junto con unos cables Taylor, los cuales ahora lucen cubiertas aceradas. La vieja polea del cigüeñal dejó su lugar a una de la marca Scat, mientras que el recuperador del aceite, alternador y distribuidor lucen un excelente trabajo de cromo, al igual que el kit de tolvas, laterales y monoblock. Hoy en día, los gases de la combustión son evacuados a través de un escape tipo Pancho Mendoza. Podemos decirles que no falta nada para hacer que la presentación del motor sea digna de resaltar.

como restaurar un volkswagen clásico

El interior

El tratamiento que sufrió el habitáculo también es digno de resaltar. No vamos a mentirles, gran parte del trabajo hecho en fibra de vidrio no fue modificado desde a primera vez que apareció en la portada de la revista, solo hubo algunas ligeras modificaciones. Por ejemplo, el enorme cajón acústico que ocupa toda la zona posterior y que alberga cuatro subwoofers Autotek y dos de los tres amplificadores Hifonics serie Zeus, ya que el otro está alojado en un terminado pintado en color gris, que se ubica bajo el cofre. Por cierto, para ayudar a estos componentes se añadieron un par de capacitares de 1.5 Faradios.

como restaurar un volkswagen clásico

El set de dos vías de Planet Audio, colocado sobre kick panels, siguen siendo los mismos, al igual que la unidad principal JVC y los tres pares de medios de la serie Rip Boss situados en las puertas.

Los asientos tipo cubo ahora son de Nida Sport, misma marca que firma los cinturones y sus almohadillas. El volante Momo, modelo Treck, dejó su lugar a uno de Isotta, mientras que la palanca de velocidades con gatillo de reversa sigue siendo la de Scat, al igual que los tres instrumentos Trisco, acomodados en un terminado en fibra de vidrio que descansa en la tapa de la guantera. En la parte baja del tablero, se acomodó el tacómetro con shift light de TypeR, que hace perfecto juego con los tapes Momo.

Te puede interesar: The Citrus, recordando este inigualable vocho de portada

Fotogalería de este vocho 2003 modificado:

vocho 2003 vocho 2003 vocho 2003 vocho 2003 vocho 2003 vocho 2003 vocho 2003 vocho 2003

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.