Inicio Historia Volkswagen en la era hippie

Volkswagen en la era hippie

647
1
Compartir
Volkswagen en la era hippie

Volkswagen en la era hippie. Se le conoce como movimiento hippie a la contracultural liberal y pacifista nacida en Estados Unidos en la década de los años 60. Dicha palabra deriva del inglés hipster, que solía utilizarse para describir a una subcultura previa con ideales similares.

La imagen del hippie auténtico la tenemos bien arraigada: con el cabello largo y desaliñado, ropas holgadas, amantes del rock psicodélico, el groove y el folk, soldados de la revolución sexual y fieles creyentes del amor libre. Algunos grupos participaban en el activismo radical, en el uso de la marihuana, LSD y otros alucinógenos cuya intención (según ellos) era alcanzar “estados alterados de conciencia”.

Volkswagen en la era hippie, la marca sirvió como estandarte

Volkswagen en la era hippie




Existieron varios íconos relacionados con la escena hippie y algunos de ellos fueron ciertos modelos de Volkswagen, los mismos vehículos que nacieran algunas décadas atrás durante el régimen Nazi en Alemania.

El motivo por el cual los hippies adoptaron los modelos Volkswagen, principalmente el Tipo 1 y Tipo 2, como auto insignia obedece a diversos factores. El principal era por un rasgo asociable con los hippies, el del gusto por viajar. Resultaba común empacar un equipaje liviano y marcharse hacia algún festival o concierto alternativo, a un mitin político o cualquier otro lado por el simple gusto de conocer gente nueva.

El problema radicaba en que todos estos seguidores del “Amor y la Paz” eran en su momento jóvenes, cuyas edades en promedio rondaban los 16 a los 30 años, su estilo de vida era arcaico, no creían en la industria, y por convicción o por conveniencia, tampoco en los trabajos remunerados de empresas “victimarias y capitalistas”.

Volkswagen en la era hippie

¿Qué otro auto podría adaptarse a un estilo de vida como tal?, la respuesta era evidente, los modelos Volkswagen. El escarabajo era un vehículo económico, funcional y de fácil mantenimiento, mientras que en el caso de la Combi y gracias a su amplio espacio, podía ser transformada en un hostal para pasar la noche a la luz de la luna.

Solo un escarabajo podía llegar a donde fuera con tanque lleno de gasolina, sacrificando comodidad por supuesto, pero cumpliendo el propósito fundamental: llevar a sus pasajeros a su destino.

Volkswagen en la era hippie, puntos de vista opuestos

Al respecto, Greg Davis escribió un artículo para el Ludwig von Mises Institute en el que habla sobre el tema, y expone las inconsistencias sobre el pensamiento hippie y el modo de vida que llevaban; por ejemplo, el escarabajo lucía ad hoc con su modo de pensar, lleno de flores y pensamientos positivos, pero era bien sabido que además de su origen en tiempos bélicos, el Volkswagen fue el resultado del desarrollo tecnológico, de una industria bien cimentada, construido con el esfuerzo de cientos de obreros y la mano de obra a la que tanto rehuían. Vehículos de las “fuerzas productivas materiales” pero que haciéndose de la vista gorda, eran excelentes como medio de transporte. Es casi cómo ser comunista, y andar con pantalones Levi´s, trusas Hanes y calzado Converse.

Como quiera que sea, los escarabajos y las Combis se convirtieron en un referente muy importante del folklore hippie. Los autos del pueblo, simples y rentables, que prácticamente cualquiera podía arreglarlos con pocas herramientas, sin la necesidad de ir al mecánico y consiguiendo piezas de repuesto hasta en el supermercado. Quizás aquí sí, esta forma de vida encajaba perfectamente dentro de la filosofía hippie de “subsistencia primitiva”, de salir adelante bajo tus propios medios.

Vochomanía Fest 1

1 Comentario

  1. Hola:
    Quiero comprar una escala 1:24 de la guagua VW (clásica de los hippies), estoy en Cuba pero alguien irá en Febrero, estará en el DF y me la puede comprar. Sería muy bueno si me orientaran dónde la puedo encontrar. Saludos, Ame.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here