Inicio Reportajes Vocho Maya, continua la historia que inició el vocho teotihuacano

Vocho Maya, continua la historia que inició el vocho teotihuacano

3581
0
Compartir

“Un mural en ruedas”, es lo que podrás apreciar en la carrocería de este Volkswagen Escarabajo 1998, conocido ahora como el Vocho Maya.

Entendemos por cultura a todas aquellas manifestaciones materiales, espirituales e ideológicas, que representan a una o varias personas y que las identifican como parte de un conjunto mayor de individuos.

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania




La cultura, es una creación exclusiva del hombre e “iguala” a todos los individuos (ya que todos podemos crearla), pero que al mismo tiempo nos hace diferentes entre unos y otros (porque cada uno crea su propia cultura), aumentando la riqueza que el ser humano compone.

Nuestros patrones de conducta, sistemas de creencias, principios y formas de vida derivan de la cultura, que en pocas palabras es la suma de todas las formas de arte, de amor y de pensamiento, que con el paso del tiempo han permitido a los seres humanos ser libres.

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

Todos estos preceptos los tiene muy claros Héctor Garnelo Navarro, creador del Vocho Maya y del Vocho Teotihuacano, este último tiene como base un modelo 94 y semanas atrás estuvo presente en el Autostadt en Alemania, el parque temático del Volkswagen ubicado en la ciudad de Wolfsburg.

El Vocho Maya se fabricó sobre la plataforma de un Escarabajo 1998

Anteriormente les presentamos el reportaje del Vocho Teotihuacano y ahora nos toca hablar de la segunda creación de Héctor Garnelo, el Vocho Maya, el cual como su nombre lo dice, está basado en esta civilización mesoamericana que destacó en América por su escritura, arte, arquitectura y sistemas de matemática, astronomía y  ecología.

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

San Martín de las Pirámides, es el lugar donde un equipo de siete artesanos, comandados por Héctor Garnelo, invirtió poco más de dos años para dar vida a este proyecto bautizado como Vocho Maya.

La superficie del Vocho Maya modelo 1998, fue decorado con más de 21,800 piedras preciosas y las cuales fueron adheridas con la ayuda de un polímero especial. Algunas de ellas son obsidiana negra y marrón, jade verde, venturina café y azul, ala de perico, concha blanca y ojo de tigre.

Pakal “El Grande”, un gobernador Maya está representado en la puerta derecha del Vocho Maya

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

Con la mezcla de dichas piedras Héctor y su grupo, representaron muy bien algunos de los símbolos prehispánicos más importantes de la cultura Maya.

Por ejemplo, sobre el cofre vemos la representación de K’inich Janaab’ Pakal o Pakal “El Grande”, un gobernante del señorío maya de B’aakal, cuya sede era Lakam Ha’, hoy día conocida como Palenque, ubicada en el norte del estado de Chiapas.

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

En las cuatro salpicaderas del Vocho Maya 1998, Héctor y su equipo decidieron colocar centros religiosos que portaban los sacerdotes, para su elaboración se utilizó ojo de tigre, mismo material empleado para las grecas ubicas en diferentes partes de la carrocería.

La puerta derecha del Vocho Maya vemos a Ek Balam (“jaguar negro” o “estrella jaguar”), uno de los símbolos más importante de la cultura maya. Para ellos, este felino estaba relacionado con la noche y el sol nocturno, que es cuando el astro (en su tránsito por la bóveda celeste) atraviesa el inframundo. “Para su elaboración, utilizamos muchas piedras de calcedonia”, nos dice Héctor Garnelo.

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

El jaguar, el juego de pelota y Kukulkán, son otros símbolos prehispánicos plasmados en este Vocho Maya

A un costado del jaguar, vemos una figura humana reclinada hacia atrás, con las piernas encogidas y la cabeza girada, en cuyo vientre descansa un recipiente circular o cuadrado, mejor conocido como Chac Mool. Ojo de tigre, es la piedra que se usó para su elaboración y si se fijan bien, es una de las pocas piezas que están en relieve.

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

El juego de pelota, uno de los rituales religiosos más importantes de la cultura maya, está plasmado en la puerta izquierda. “Es una actividad sociocultural en la que participaban niños, hombres y mujeres, es por ello que decidí añadirlo. Eran tan importante, que en el Popol Vuh (libro sagrado Maya), se describe un juego de pelota donde los gemelos divinos se enfrentan y vencen a los señores del inframundo”, nos dice Héctor Garnelo.

A un lado del juego de pelota, vemos el símbolo prehispánico de un cargador del tiempo, mientras que en el toldo Héctor plasmó el animal mágico de los mayas que desciende de las escalinatas de la pirámide de Kukulkán durante el equinoccio de primavera. Nos referimos a la serpiente emplumada hecha con serpentina, concha blanca, jaspe, y venturina café y azul, y todo su contorno es de obsidiana.

El Vocho Maya será un invitado especial en la ciudad de Viena

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

Antes de captar con nuestra cámara, todos y cada uno de los símbolos prehispánicos antes descritos, Héctor Garnelo nos comentó que el Vocho Teotihuacano y el Vocho Maya, tienen una invitación de la embajada de Viena para el próximo año.

También, nos dijo que hará tres proyectos más relacionados con las culturas prehispánicas, estamos hablando de la Azteca, Olmeca y Tolteca, y tendrán como base un… ¡Vocho!

“Una vez que los cinco proyectos estén listo, mi intención es subastarlos y lo recaudado dividirlo en dos partes, una la destinaría para preservar y fomentar la cultura entre la niñez y la otra, la donaré a los enfermos de cáncer”, concluyó Héctor Garnelo.

Fotogalería Vocho Maya:

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania

También te puede interesar: El Vocho Teotihuacano llega al Museo de Volkswagen en Wolfsburg

Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania Vocho maya, vocho teotihuacano, Volkswagen Escarabajo 1998, vochomania



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here