Inicio Post especial Hoodride ¿estamos extinguiendo los vochos?

Hoodride ¿estamos extinguiendo los vochos?

2815
6
Compartir
vocho hoodride
Imagen: Patio Volks

Antes de comenzar este post deseo aclarar que no está dirigido a nadie en particular, simplemente es una reflexión basada en lo que he visto y leído en los últimos tiempos.

Desde que comencé en esto de la Vochomanía hace más de veinte años, una de mis directrices inamovibles ha sido respetar los gustos y credos de cada persona.

Si hablamos de vochos, puedo afirmar que todos los estilos me gustan, aunque siento una particular preferencia por los modelos clásicos, restaurados hasta el más mínimo detalle.

vocho clasico
Imagen: www.motortrend.com

Rat, hoodride, custom, California Look, extremos, German look, todos me gustan. Admiro y respeto a cada uno de los propietarios que sabe imprimirle su toque personal a cada vehículo.

Nace una tendencia: hoodride

Como muchas de las tendencias de equipamiento en el ambiente vochero, el hoodride comenzó a verse en los eventos del norte y bajío de México hace dos o tres años.

Así como pasó con el Euro y el tuning, gracias al internet y las redes sociales, el estilo hoodride muy pronto se extendió por todo el territorio nacional.

hoodride




El hoodride es un estilo muy vistoso, ya que combina las carrocerías oxidadas, con motores en perfecto estado de funcionamiento y detalles que los hacen sobresalir entre los demás.

De acuerdo a diversas páginas y blogs, incluyendo la propia página de la ANCVM, A.C., una de las características del hoodride es que las carrocerías de los autos deben ser oxidadas por la acción del tiempo, más no “oxidadas a fuerzas”, como dicen algunos expertos, entre ellos Pedro Julio Hernández, presidente de la ANCVM, A.C.

Los cánones que rigen este estilo dicen que el hoodride es mejor cuando se aplica a un auto el cual se decidió no restaurar.

Hoodride, un concepto que fue malinterpretado

Volkswagen hoodride
Imagen: Serial ZZ

El problema fue que con el crecimiento de la fiebre por el hoodride, los vocheros comenzaron a tergiversar el concepto  y de esta forma, muchos vochos que estaban en buenas o aceptables condiciones fueron transformados – a fuerzas – en autos hoodride que si bien son muy vistosos, son coches que están más cerca del deshuesadero que de un museo.

Una de las cuestiones básicas en este caso es que muchos vocheros no supieron en qué momento detenerse y en lugar de cuidar que los coches no rebasaran el punto de “no retorno”, dejaron que los coches continuaran deteriorándose.

Pero ¿qué fue lo que pasó?

La lógica apunta en dos posibles direcciones: Una, que los entusiastas se dejaron llevar por la fiebre hoodride y con tal de ser parte de la ola, no se tentaron el corazón para convertir su Volkswagen clásico o modificado en un modelo perteneciente a la nueva tendencia.

La segunda opción es que al considerar el costo de una restauración, eligieron el camino del hoodride sin tomar en cuenta las consecuencias.

La fórmula de un hoodride “a fuerzas”

vocho hoodride

Y es que siendo sinceros, la labor para crear un hoodride SIN ENTENDER PERFECTAMENTE EL CONCEPTO no tiene mayores complicaciones. Sólo basta tomar algunos pliegos de lija, mucha agua y tallar y tallar la carrocería hasta botar la pintura. Luego, bastará mojar la carrocería de vez en cuando para obtener el look rust. Si vives en la costa, las cosas se facilitarán enormemente gracias al aire húmedo, cargado de salinidad.

Posteriormente llegará el momento de aplicar el mismo tratamiento a las partes metálicas del interior, sin olvidar retirar tapas de puertas, desmantelar asientos, etc. El paso final es colocar los accesorios “especiales”: latas de refresco, cordeles amarrados a la defensa, corcholatas en el bota-aguas y mil cosas más que le dan más vista el vocho hoodride.

Pero ¿qué pasará con ese vocho hoodride?

vocho hoodride
Foto: movimientoaircooled.blogspot.com




Este es el verdadero meollo del asunto. Tanto se han esmerado muchos vocheros en crear un perfecto hoodride que han llevado los vochos al límite de la extinción.

Hay vochos hoodride cuyas carrocerías han sido lijadas con tanto esmero que ya parecen obleas; y ni hablar de los pisos, que tienen más hoyos que un queso gruyere. La labor de crear un hoodride fue tomada tan a pecho que nunca se acordaron de revisar el piso del vehículo, el cual ya está carcomido, por la humedad, por el descuido y porque el coche está tan achaparrado, que parte del piso ha quedado embarrado en topes, banquetas, rampas, etc.

¿Y el motor? Una de las directrices del buen hoodride es mantener el motor en perfecto estado. Lamentablemente el estilo ha sido tan malinterpretado que en muchos coches, el motor es una de las partes más descuidadas.

La pregunta obligada en este caso es: ¿qué va a pasar con esos vochos hoodride cuando la moda se pierda en la bruma del olvido?

No es necesario ser Einstein para deducir que restaurar un coche hoodride será muy, muy costoso. En el caso de que el mencionado Escarabajo todavía sea sujeto de restauración. Si por lo menos un  70 por ciento de los vocheros propietarios de un auto de este tipo tienen la convicción de regresar a la vida su auto, no importando lo que cueste, ya estamos de otro lado. Pero si no es así, ¿qué pasará con esos vehículos?

La lógica indica que muchos de esos coches se quedarán varados en alguna calle o en algún terreno, abandonados, presa del polvo y de los elementos naturales, que con el paso del tiempo terminarán la labor que inició el propietario. En el peor de los casos serán vendidos como fierro viejo para posteriormente ser cortados en pedazos o compactados.

De esta forma, un auto que pudo haberse convertido en un vocho de concurso, terminará destruido, quitándole la oportunidad a otros vocheros de restaurarlo, quererlo, consentirlo, para deleite propio y de todos los que admiramos estos coches.

Finalizo este post comentando que a mi parecer no está mal crear un Volkswagen hoodride, lo que sí está mal es llevar el estilo hasta un punto donde el rescate de nuestro auto sea una labor imposible.

Lo anterior, como les mencioné es solo un punto de vista muy personal. En gustos se rompen géneros, pero creo que bien vale la pena considerarlo, para que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando el maravilloso Auto del Siglo.

¿Ustedes qué opinan?

 

 

 

6 Comentarios

  1. La finalidad de un auto es disfrutarlo y cada quien hace de su hobby lo que quiera, pero si eres vochero de corazon no permitirias ver que tu gran amigomuriera lentamente, esa es la premisa de un auto oxidado, el estilo nace por burlarse de los carros que estaban tan pulcros e impecables en los eventos, es decir lo encontraron tirado, agonizante y le devolviste la vida, asi nacio este estilo, es decir RESTAURANDOLOS de la muerte, esta “moda” que no es nueva, esta basado en el dadaismo que buscaban impactar y dejar perplejo al público, cosa muy contrario esta pasando en el mundo vochero mexicano , donde autos sanos los estan oxidando, dejandolos al borde de la muerte. Hay tambien los que se dicen “artistas de la personalizacion” donde abusando de “su estilo” le cuelgan pericos , trompetas etc, si bien son divertidos, me gustaria checaran la reaccion en las paginas vw del mundo, volviendose su burla y pensando que ese es el estilo mexicano.
    Para cerrar , solo quiero que recapaciten que tanto son vocheros, si tu hijo tuviera cancer, lo dejarias morir alegando ” es que se ve tan unico asi” ” ese cancer le da como personalidad” o harias algo por salvarlo?, creo, esta mal interpretado el estilo en mexico, donde pareciera que la consigna es extinguirlos, pero como digo cada quien hace de su carro lo que quiere, por que es mas facil destruir que construir, cuesta mas restaurar que destruir.

  2. Pues a mi me gusta el hoodribe pero sin exagerar ke en ves de sorprender te conviertes en la burla y nadie te toma enserio pero mi bocho no es de revista pero es como mi hijo y lo cuido si pudiera abjuntar una foto de mi bocho se los presentaria

  3. Es una lastima que piensen que hacerle daño al escarabajo es un ESTILO, reza el refrán para gustos los colores, aquí no hay gusto solo mediocridad , falta de respeto por el vw y para si mismos.

  4. Pienso que el honor de tener un Vocho,es con el fin de cuidar y tratar de mantener su esencia en las mejores condiciones posibles.

    Personalmente pienso que esto es una barbaridad en contra del género. Maltratar y llegar al punto de convertir una maravilla de maquina en chatarra.

  5. Una cosa es tener un vocho y no mucho presuepuesto y querer ser parte del movimiento rat y otra es hacerlo pagando en desgastar tu vocho

  6. considero que ya es una realidad, pero vocho que se respeta, no debe ser desgraciado de tal manera, sino conservarlo immpecable tanto como se pueda, a lo mejor nos tomaria algo de ttiempo, pero no acaabariamos con ellos taan rapido como se termina un rat, o un hood ride, que de tanto maltrato, y de sus malas modificaciones terminan siendo poco confiables para uso diario del mismo. saludos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here