Inicio Post especial Eventos vocheros: ¿calificados o sólo de exhibición?

Eventos vocheros: ¿calificados o sólo de exhibición?

363
2
Compartir
evento vochero
Evento Agua Dulce. Foto: Nadie Fernández

El pasado fin de semana en Zacatecas, los participantes quedaron atónitos cuando el club anfitrión anunció que su evento vochero sería calificado. Eran poco más de mil Volkswagen ahí reunidos y la labor para los jueces no fue fácil; nada fácil, principalmente porque algunos de ellos no esperaban verse con una tabla en la mano, evaluando coches.

Aun cuando la ANCVM, A.C. estipula que las concentraciones con una asistencia superior a los 500 autos se convierten en fiestas vocheras, esto es, shows de exhibición, los organizadores del Wolfazo 2016 decidieron aportar algo nuevo a su ya tradicional evento.

Evento Hobby Volks. Foto: Emilio Ayala
Evento Hobby Volks. Foto: Emilio Ayala




Sin embargo, esa decisión volvió a abrir la brecha del polémico tema de si los eventos vocheros ( o tuning, o Euro o lo que sea) deben ser calificados o sólo de exhibición.

Es un tema con muchas aristas y las opiniones varían, aunque a final de cuentas ambas soluciones tienen sus pros y sus contras. Actualmente, sólo la ANCVM, A.C. cuenta con esta facilidad como parte de su reglamento, dado que la mayor parte de los eventos de su calendario cuentan con afluencias superiores a los 500 autos.

Fuera de este organismo, presidido por Pedro Julio Hernández, las demás asociaciones, vocheras y tuning, califican la mayoría de sus eventos. ¿Calificado o no calificado? ¿Cuál es la mejor solución?

Veamos

Los pros de un evento calificado

1.- Eleva el espíritu competitivo de los participantes, quienes llegan a un evento sabiendo que tienen fuertes contrincantes a los cuales deben vencer con mejores accesorios y calidad.

2.- El que un participante esté motivado para competir lo impulsa a modificar continuamente su auto, adquiriendo accesorios o empleando a especialistas del medio, lo cual definitivamente ayuda a que la economía de este rubro se reactive, algo que hace mucha falta en estos días.

3.- Un evento calificado ayuda a que los propietarios de los coches detallen sus unidades, antes y después de un evento. Lo cual se traduce en vehículos con mejor calidad.

Ok, todo suena muy bien, pero…

evento vochero
Evento Agua Dulce. Foto: Nadia Fernández

Los contras de un evento calificado:

1.- ¿Cómo calificas un evento de 800, 900, 1000 0 más coches? Primero que nada requieres un buen equipo de jueces, capacitado para evaluar autos de forma profesional y rápidamente.

Sí, pero ¿cuánto tiempo se tomaría calificar una concentración de estas proporciones? Tomemos como ejemplo a los jueces de la National Tuning & Sound Association. Cada uno de ellos, califica un máximo de 30 autos y se tarda un promedio de 10 minutos por vehículo, lo cual arroja 6 autos por hora, cinco horas para calificar los 30.

Entonces, si Pitágoras no se equivoca, un evento como el Wolfazo requeriría un equipo de aproximadamente 40 jueces para calificar todos los autos.

¡Peeero!

Para poder llevar a cabo tal proeza, los autos tendrían que empezar a calificarse aproximadamente a las diez de la mañana, para terminar al filo de las tres de la tarde, sumar puntos y entregar trofeos alrededor de las cuatro o cinco. Justo antes de que los concursantes empiecen las rechiflas y reclamos desesperados.

En una asociación como la ANCVM,A.C. eso sería relativamente sencillo, puesto que todos los participantes llegan temprano, toman sus lugares y listo. Pero ¿qué pasa con los eventos donde los últimos competidores van llegando a las doce del día o una de la tarde y además exigen que se les califique rápido?

Además, a mayor cantidad de jueces requeridos, mayor inversión y por lo tanto, menos ganancias para los organizadores y mayores costos para los participantes. Pedir el apoyo de los clubes y presidentes invitados siempre es una buena opción, pero al pedirles este favor, los estamos privando de disfrutar un buen evento y de pasar un rato agradable en medio de los amigos. ¿Entonces?

2.- Los jueces poco capacitados

Este es uno de los peores dolores de cabeza de los organizadores de eventos, vocheros, tuning, etc. Existen chorrocientas asociaciones, desde las dos Usaci, hasta Iasca, la misma NTSA y varias más.

A raíz de la proliferación de los eventos, diversas personas con conocimientos básicos o a veces menos que básicos del tema automotriz, fundaron sus propias organizaciones y así comenzaron a cobrar por evaluar eventos. Lo malo de estas “empresas” es que muchas de ellas están compuestas por personas poco capacitadas (algunas de las cuales ni coche equipado tienen) que a la larga provocan más problemas que soluciones.

Más de una vez me ha tocado ver “jueces” que califican un auto en menos tres minutos, lo hacen “por encimita” y a “ojo de buen cubero”.  Aquí va el mensaje para los organizadores de un evento calificado: por favor, inviertan en buenos jueces, recuerden que en la mayoría de los casos “lo barato sale caro”.

Hobby Volks XIX
Evento Hobby Volks. Foto: Emilio Ayala




Por el otro lado, también están los jueces capacitados por las propias asociaciones, quienes a la postre se convierten en la mejor opción. No obstante, aquí viene otra cuestión: ¿dónde queda el espíritu de competencia cuando el mismo juez califica los mismos autos, evento tras evento, durante todo el año?

En estos casos, los competidores se habitúan a siempre ganar trofeos, de tal forma que cuando viajan a otro evento y los califica otra asociación, a veces sucede que pasan del primero al segundo o tercer lugar; es entonces cuando ponen el grito en el cielo aduciendo “trampa” y gritando a los cuatro vientos que los jueces son unos incompetentes, cuando en realidad la única culpa de éstos fue haber aplicado un criterio diferente.

Los pros de los eventos de exhibición

1.- Al ser fiestas vocheras (o tuning, o Euro, o Chevy), permiten que los competidores lleguen, exhiban sus autos y ocupen su tiempo en convivir e intercambiar puntos de vista con los amigos.

2.- Son eventos que empiezan temprano y terminan temprano, permitiendo que todos regresen a su casa a buena hora.

Los contras de un evento de exhibición:

1.- Al no haber competencia, muchos de los participantes van perdiendo el interés de arreglar y modificar sus autos con el fin de ganarle a sus rivales. Créanme, he visto muchos vehículos que hace algunos años eran preciosas joyas de exhibición y hoy en día ya presentan detalles en la carrocería y ciertas cosas que denotan un claro descuido.

2.- El comercio que depende de los competidores pierde ventas.

3.- Al no haber competencia, los participantes llegan temprano, pero también se van temprano, lo que puede traer como consecuencia ventas bajas de cerveza y comida.

Entonces ¿cuál es la conclusión? ¿Evento de calificación o sólo de exhibición? Ambos conceptos tienen ventajas y desventajas y a final de cuentas, la decisión de uno u otro recae en el club o en el organizador.

¿Ustedes qué opinan?

 

2 Comentarios

  1. Hola buenas tardes antes que nada felicidades muy buen articulo ya que explicas claramente lo positivo y negativo de ambos casos. En el ámbito de los autos me considero un novato aun ya que empece a ir con regularidad a eventos desde hace poco mas de 2 años y mi postura se inclina a favor de un evento calificado ya que como mencionas en tu articulo motivas la competencia sana y camaradería ya que es mejor tener pocos premios que se han ganado fruto del empeño que le has puesto a tu automóvil y eso sirve de motivación para seguir adelante con tu proyecto desde mi punto de vista. Y estos deben ser calificados por gente conocedora tanto de la marca y como de la plataforma a calificar para que no exista descontento en el momento de premiar.

  2. En mi opinión, prefiero la competencia, soy nuevo en el mundo de los eventos y al haber competencia, motiva a seguir buscando e investigando y hasta innovando en más calidad para los autos y además fortalece las relaciones interpersonales

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here